Llámanos

banner fabiola y patt

 

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

2x2 enc23mayo

Este miércoles en el periódico Reforma salió publicada una encuesta en la que los candidatos a la gubernatura de Veracruz Miguel Ángel Yunes Márquez y Cuitláhuac García Jiménez resultaron con empate técnico con 43 y 42% de intención del voto respectivamente , lo cual indica que probablemente el mismo porcentaje de electores se inclina por uno u otro candidato. La encuesta es vista con preocupación por los panistas y con júbilo y esperanza por los morenistas, quienes de esta manera mantienen viva la esperanza de que MORENA no sólo gane la presidencia de la República, también la gubernatura de Veracruz.

Nadie puede cantar victoria porque las encuestas pueden cambiar de un día a otro dependiendo del comportamiento que el electorado percibe en el candidato de su preferencia. Si lo decepciona con una declaración fuera de lugar o desatinada, puede inclinarse por otro candidato, por eso es importante que los candidatos piensen dos veces antes de expresar alguna idea o posicionamiento, sobre todo si se trata de un tema que no dominan o del que no están bien informados.

Aunque la diferencia entre Andrés Manuel López Obrador y su más cercano competidor, Ricardo Anaya Cortés es abismal, la diferencia entre Cuitláhuac García Jiménez, candidato de la coalición "Juntos haremos historia" y Miguel Ángel Yunes Márquez, candidato de la coalición "Por Veracruz al frente" es de un punto porcentual, según lo que publica Reforma. Pero esta noticia no debe alegrar tanto a los de MORENA porque otras encuestas como Votia colocan a Miguel Ángel Yunes Márquez 11 puntos porcentuales arriba de Cuitláhuac García Jiménez, y dicen las malas lenguas y los analistas políticos, que esta encuesta tiene más validez.

Como quiera que sea, después de ver los resultados de esta encuesta, Miguel Ángel Yunes Márquez le meterá más velocidad a su campaña, tratará de visitar más municipios y que su mensaje llegue a más receptores. Cuitláhuac, hay que decirlo, su única fuerza es ser candidato de MORENA, porque cuando está solo en campaña, sin la presencia de Andrés Manuel López Obrador, nada más no levanta el ánimo de los electores. Nadie duda de su capacidad profesional, pero como político le hace falta un buen asesor y que él le haga caso a todo lo que le dicen para no meter la pata con declaraciones como la de este martes en torno a los desaparecidos y su vinculo con la delincuencia.

Esa declaración de Cuitláhuac, lejos de favorecerlo, lo perjudica, pues las madres de esos jóvenes desaparecidos están muy sensibles con la pérdida de sus hijos, y Cuitláhuac con su declaración, viene a echarle más sal a la herida. No se vale hablar cuando no se conoce a fondo el problema que enfrentan diversos sectores de la sociedad. Lo que quieren las madres de los jóvenes desaparecidos es una autoridad que los escuche, les dé resultados y sobre todo muestre empatía con la situación que están viviendo.

Siguiendo con la encuesta de Reforma, el 55% de los encuestados no están de acuerdo con que Miguel Ángel Yunes Márquez suceda a su padre en el cargo. El mismo porcentaje, 55% de los veracruzanos, dicen que jamás votarían por el PRI. Esta es una buena oportunidad para los dos candidatos que no representan al PRI: Miguel Ángel y Cuitláhuac.

Veremos en las siguientes semanas si Cuitláhuac se sigue ubicando tan cercano en las encuestas con Miguel Ángel Yunes Márquez o la diferencia entre el primero y el segundo lugar se hace más abismal, de manera que el electorado pueda saber con certeza quien ganará la gubernatura de Veracruz tan sólo con ver los números en las encuestas. Si la diferencia entre el primero y el segundo lugar es más corta, podríamos vivir algo parecido a la elección del 2006 en la que los simpatizantes de AMLO pedían voto por voto, casilla por casilla. Habrá que ver que pasa el día de la elección.