Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

thumbnail banner

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Clementina Guerrero García se convirtió en la primera funcionaria de la administración yunista a la que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tuvo que remover de su cargo este sábado. El hermético gobernador nunca da explicaciones del motivo por el que despide o remueve a sus empleados, pero sí la removió de su cargo debe ser porque la regordeta mujer no dio el ancho, no cumplió con las expectativas que Yunes tenía en ella.

 

A pesar de tener el perfil para ocupar la Secretaría de Finanzas y Planeación, Clementina no pudo con el paquete y ahora será la coordinadora general de los asesores de Yunes. De perdido no la deja chillando en la loma, no le quitó la chuleta, no la puso de patitas en la calle, pero los veracruzanos merecemos una explicación acerca del motivo por el cual la funcionaria fue removida de su cargo. Ahora la puso en un cargo donde su figura no será tan visible, pero quien sabe cual es el acuerdo al que llegó con Clementina que no la pudo correr y sólo la removió de un puesto a otro. Una pregunta. ¿Quién era el coordinador general de los asesores de Yunes antes de que ocupara ese cargo Clementina?, ¿Acaso crearon ese puesto específicamente para no dejarla sin chamba?, ¿Su despido tendría que ver con el hecho de que le quitaron la presidencia de la Comisión de Hacienda al diputado del PRD, Sergio Rodríguez Cortés?

 

Aprovechando que el choleño gobernador está con la espada desenvainada cortando cabezas también debería remover de sus cargos a otros funcionarios que no han dado el ancho y no han cumplido con las expectativas de los veracruzanos como el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Jaime Tellez Marié ; el fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz y otros más. Por ley la figura del fiscal debe ser autónomo del gobernador, pero todos sabemos que no es así pues Winckler no mueve un dedo sin la autorización y el consentimiento de Yunes Linares. A pesar de que los colectivos de familiares de personas desaparecidas han solicitado la destitución del fiscal por su insensibilidad y poco tacto para tratar con las víctimas de las injusticias, es Yunes Linares el que se empeña en mantener a este individuo como funcionario. Winckler está percibiendo un sueldo que no está devengando, que no se le olvide que su sueldo se lo pagamos entre todos los veracruzanos y en reciprocidad exigimos resultados. No nada más se trata de detener a ex funcionarios duartistas y encargarse de que se haga justicia por el desvío de recursos estatales y federales. Sabemos que esas acciones las realiza por órdenes de su jefe, quién tiene una sed de venganza en contra de todos los ex funcionarios y constructores que le quedaron mal a los veracruzanos.

 

Los veracruzanos sí nos merecemos una explicación sobre la razón por la cual el gobernador remueve de su cargo de SEFIPLAN a Clementina Guerrero. Yunes debe actuar con transparencia ante el pueblo veracruzano que lo eligió como gobernador y una de las acciones que conlleva esa transparencia es informar de la razón por la cual cambia a un funcionario por otro en un puesto tan importante como es la Secretaría de Finanzas y Planeación.