Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

El escándalo mediatico a nivel internacional está centrado en una sola persona: Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, quién se encuentra recluido en el Reclusorio Norte acusado de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Pero alguien se ha preguntado, ¿dónde está Fidel Herrera Beltrán? Después de que renunció al consulado de Barcelona, en enero de este año,  tras el escándalo en el que se vio involucrado por las medicinas y tratamientos clonados y piratas, los cuales supuestamente le fueron suministrados a niños con cáncer, Fidel dijo que vendría a limpiar su nombre a Veracruz y nunca llegó. Han pasado seis meses y lo seguimos esperando a que venga a limpiar su nombre. Seguramente desde el gobierno federal le dieron indicaciones que ni por error asome la cabeza por la entidad veracruzana, pues tal vez el pacto entre el gobierno estatal y federal es no tocar a Fidel Herrera con la condición de que no ponga un pie en Veracruz.

 

Lo más lamentable es que el  gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares sintiendo tanta repulsión por Fidel Herrera Beltrán no haya movido sus influencias ni recurrido a la ley para encarcelar a Fidel Herrera, aunque claro para eso primero tendría que ejecutarse una orden de aprehensión en su contra por tantos delitos que dice Yunes cometió Fidel durante su administración. Lo anterior nos hace suponer que efectivamente hay un pacto para no encarcelar a Fidel Herrera, quien está protegido por el presidente Enrique Peña Nieto. En su discurso bélico, Yunes dice que denunció a los ex gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa por todo el daño que le hicieron a Veracruz durante 12 años.  Pero, ¿quién ha visto las denuncias que supuestamente Yunes interpuso contra Fidel?. En este tema el gobernador guarda cierto hermetismo y prefiere evadir el tema, pues por extrañas razones prefiere no meterse en este momento con Fidel Herrera tal vez por un pacto que según un reconocido columnista hizo con el presidente Enrique Peña Nieto para no seguir escarbando en el tema de los medicamentos clonados pues esto pejudicaría a Fidel. Yunes si puede hablar, hablar y hablar en contra de su acérrimo rival, como es su costumbre, pero las denuncias ante la PGR no procederán y eso lo sabe el gobernador por lo que se quedará con las ganas de ver a su enemigo tras las rejas. Y eso es preocupante porque se aprecia que este ladronzuelo no pisará la cárcel. El tema de los medicamentos clonados lo están analizando la PGR y COFEPRIS, pero lo más seguro es que le den carpetazo ante la impunidad de la que disfruta Herrera Beltrán.

 

Los veracruzanos exigen justicia pero no nada más en contra de Duarte y el séquito de ladrones que lo ayudaron a saquear Veracruz y dejarlo en la situación de emergencia financiera en la que actualmente se encuentra. Los veracruzanos también exigen justicia en contra de Fidel Herrera Beltrán pues él es el culpable de la situación económica crítica en la que está Veracruz y sobre todo, de haber dejado en el poder a un hombre tan deleznable como Javier Duarte. Que a nadie se le olvide que Fidel también desvío recursos estatales y federales y, dicho por el propio gobernador en muchas ocasiones, le abrió las puertas a la delincuencia organizada en Veracruz. ¿Acaso no hay suficientes pruebas sólidas para ejecutar una orden de aprehensión en contra de Fidel Herrera? Cada vez cobran más fuerza las versiones de que a Fidel lo protege Peña Nieto, pues ¿qué sabe Fidel que le incomoda a EPN y por eso tiene que brindarle protección?

Lo que si hay que reconocerle a Fidel Herrera es que fue un excelente operador político a favor del PRI y que en sus momentos de gloria logró ganar todas las elecciones a la buena o a la mala. Claro, recurriendo a las prácticas de siempre: compra de votos, turismo electoral, urnas embarazadas, coacción del voto, etc. Pero cuando Fidel dejó de tener presencia en Veracruz, curiosamente el PRI perdió las elecciones cada año, prueba de ello son las derrotas en 2015, 2016 y 2017.  Gracias a Dios los veracruzanos parecen haberse librado de ese cáncer llamado Fidel Herrera Beltrán.