Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

thumbnail banner

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Durante muchos años los mexicanos hemos visto como se conducen en la política hombres y mujeres, quienes se utilizan mutuamente para obtener algún provecho. El político que está casado busca aventuras sexuales fuera de casa, para que la amante le haga caso, él debe darle regalos costosos como un departamento, un autómovil, un terreno, un rancho, etc. Dicen que los hombres son infieles por naturaleza, pero cuando éstos tienen poder y saben que con su dinero pueden comprar cualquier cosa, también se ven tentados a comprar placer sexual. La mujer que acepte ser la amante de un político, llámese alcalde, gobernador, senador, diputado, regidor, síndico o secretario, está consciente de que el hombre nunca dejará a su esposa para casarse con ella pues ante la sociedad es muy común que los políticos utilicen a cierto tipo de mujeres para casarse y a otras las hacen sus amantes, pero rara vez se ve que a la amante la convierten en su esposa. 

Siempre ha sido un secreto a voces los affaires que han tenido presidentes, gobernadores, alcaldes, diputados y toda clase de políticos con actrices, cantantes y mujeres u hombres en general, según sea su orientación sexual. Los amantes, quienes viven en la clandestinidad, a cambio de costosos regalos le prometen al político discreción y que lo que pase en la cama no será divulgado a nadie. La esposa del político por lo regular sabe que le están poniendo el cuerno pero no le importa y tampoco se atreve a pedirle el divorcio a su marido porque prefiere seguir disfrutando de los privilegios que le da ser la esposa de.....pues las amantes por lo regular viven su amorío entre cuatro paredes y aunque se mueren por difundir la noticia de que son las queridas de determinado político, no lo hacen porque su indiscreción podría costarles la vida. Por eso los mexicanos no sabemos, aunque si nos imaginamos, cuales son los políticos que engañan a sus esposas. El detalle está en saber si la engañan con hombres o con mujeres.  

Los amantes no son presumidos por los políticos en lugares públicos, a menos que sea tanto su cinismo de que no sólo la haga su amante sino la incluya en su gabinete en algún cargo en el que pueda devengar un salario y amasar una fortuna, así como realizar otro tipo de actividades ilícitas como crear empresas fantasma al amparo de la impunidad, adquirir propiedades en el extranjero, incluir a sus familiares en una nómina como aviadores, disfrutar de dinero del erario público, obtener una plaza para él o ella o para algún familiar cercano en una empresa de clase mundial donde paguen bien y tengan prestaciones,  hacer una carrera política basada en la improvisación y la ignorancia pues por lo regular estas personas no se preocupan por cultivarse intelectualmente hablando. Usted puede distinguir como de un tiempo a acá hay mucha gente improvisada en la política y se preguntará: ¿cómo le hizo para llegar a dónde está si no se le ve talento por ningún lado? Pues aunque usted no lo crea, muchos llegaron por compadrazgo, amiguismo, influyentismo, nepotismo y por supuesto por tener nexos amorosos con una persona de alto nivel ya sea en la política o en cualquier otro rubro.  

Son much@s l@s amantes de los políticos que aprovechando su atractivo físico, impresionante belleza, habilidades sexuales en la cama y sex appeal han juntado suficiente dinero como para no tener que trabajar como los simples mortales. No nos referimos a Xóchitl Tress, hablamos de los amantes en general, esas personas que utilizan sus encantos sexuales para escalar política, social, cultural o empresarialmente.  De hecho, hay personas, hombres y mujeres, que de eso viven, de conseguir propiedades, inmuebles y dinero en efectivo a costa de darles placer sexual a hombres y mujeres que ya no se sienten satisfechos con sus parejas. Estas personas, que viven a costillas de otros y sacándole provecho a sus encantos y atributos físicos, logran tener casas, autómoviles, terrenos y demás inmuebles que, tal vez no son ganados de manera lícita, pero logran que estos inmuebles los ponga el político a su nombre y pronto cambia su situación económica. 

Pero...nunca ha sido un delito ser amante de un gobernador o político cualquiera. Es verdad, aquellas personas que deciden ser amantes de hombres y mujeres con suficiente poder adquisitivo, se ven beneficiadas en su economía, sus cuentas bancarias van creciendo y eso algunos podrían considerarlo como enriquecimiento ilícito pero..¿acaso es un delito aceptarle a un político que es tu amante un carro o una propiedad comprado con dinero del erario público?. El que debería responder por estas acciones, en todo caso, debe ser el político.  Pero si es delito enriquecerse ilíctiamente por aceptar regalos adquiridos con dinero del erario público, no sólo deberían castigar penalmente a Xóchitl Tress, la supuesta amante del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. En ese caso la Fiscalía General del Estado de Veracruz también debería buscar a otras personas que se han enriquecido de manera ilícita por ser amantes de políticos no sólo priistas, también panistas, perredistas y de diferentes partidos políticos. Porque no me diga usted querido lector que los políticos actuales no tienen amantes. ¿Y acaso no le regalan propiedades?, ¿ y por qué a ellas no las castiga la ley?, ¿por qué no analizar el caso de aquellas actrices a las que han convencido mediante un jugoso contrato millonario de que acepten ser esposas de políticos de alto nivel?, ¿acaso ellas no cometen un delito al enriquecerse a costillas de los mexicanos?,¿Será que la justicia en Veracruz es selectiva y sólo castigan a quien ellos consideran pecadores?, ¿Los demás políticos no tenían amantes?

En el caso específico de Xóchitl Tress, mucha gente en las redes sociales considera que se cometieron irregularidades en su detención. Y agregan que estas irregularidades podrían propiciar que la dejen en libertad pues se están violando sus derechos humanos.  Otros piden que si la detuvieron a ella, también hagan lo mismo con Karime Macías, aunque eso ya le corresponde a la Procuraduría General de la República. Y para nadie es un secreto que la PGR, en mayor o menor medida, protege a Duarte de Ochoa. Otros usuarios de las redes sociales se conmueven con Xóchitl pues consideran que su único delito fue no declarar todas las propiedades que le había regalado Duarte. Muchas mujeres se han solidarizado con Xóchitl porque, como sucedieron las cosas, la ponen a ella como víctima. Otros facebookeros dicen que primero debieron haber llamado a comparecer a Xóchitl y después proceder a detenerla si se le comprueba que es culpable de un delito. No se le está culpando por ser amante del ex gobernador, eso es parte de su vida privada y nadie tiene derecho a juzgarla. Se le acusa de tener propiedades, las cuales ya le fueron embargadas, que fueron adquiridas con dinero del erario público. Y de haber utilizado el nombre del entonces gobernador para adquirir una propiedad en Costa de Oro a un precio irrisorio. Sin duda, el caso de Xóchitl, la viuda alegre como le llaman algunos, será un tema que abordarán periodistas de la fuente política en sus notas, columnas, reportajes y artículos de aquí a que pase la efervescencia política porque ahorita está en el ojo del huracán.

Lo peor de todo es el daño moral que le han hecho a esta pobre mujer que con nada se podrá pagar pues al acusarla de ser la amante de Duarte han dejado su reputación por los suelos. Han utilizado su nombre para hacer mofa y pitorrearse de ella como si las personas que la señalan estuvieran libres de culpa. Dicen algunos estudiosos que están violando sus derechos humanos, la exhiben como si fuera la peor de las criminales, le dan dos años de prisión preventiva cuando a otros ex funcionarios duartistas que cometieron peores delitos sólo les dieron un año. La mayoría de las personas que nos dieron su opinión sobre este caso coinciden en asegurar que esta detención es un show mediático para mantener entretenidos a los veracruzanos y que no se den cuenta de lo mal que nos encontramos en cuestiones como la inseguridad y el desempleo. ¿Usted que cree? Usted tiene la última palabra.