Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

0t

Algunos analistas políticos consideran que la alianza que se fraguó entre el PAN, PRD y MC rumbo a las elecciones del 2018 podría representar la derrota anunciada de Andrés Manuel López Obrador como candidato a la presidencia de la República. AMLO competirá en las elecciones federales por tercera vez y desafortunadamente para él y sus seguidores los resultados no serán diferentes a los que se obtuvieron en las elecciones del 2006 y 2012, pues López Obrador no ha aprendido lecciones de sus anteriores derrotas. Se deja dominar por sus emociones y no capta que hay que sumar y no restar y que hay que ceder ante los representantes de otros partidos políticos de izquierda dejando a un lado la soberbia y el orgullo. No ha aprendido que la política es el arte de tragar sapos sin hacer gestos y dejar atrás la soberbia para anteponer los intereses partidistas.
 
Dante Delgado Rannauro hubiera representado para MORENA un importante capital político, de hecho hubo negociaciones para que éste fuera candidato a la gubernatura de Veracruz por la alianza MORENA y MC pero no se concretaron. Algo sucedió y no se pudo lograr la alianza entre los dos partidos de izquierda, que de haberse concretado le hubiera dado muchos votos a López Obrador rumbo a 2018, votos que él desperdició y ahora al ver a MC unido al PAN y al PRD, AMLO debe estarse arrepintiendo de su equivocada decisión. Es muy probable que AMLO vuelva a perder la presidencia por tercera ocasión como consecuencia de sus malas decisiones, las cuales ha tomado en las últimas semanas.  Primero por no haberle dado la candidatura de la CDMX a Ricardo Monreal y después por haber dejado ir a un capital político tan importante como Dante Delgado. El dirigente nacional de Movimiento Ciudadano tenía intenciones de hacer una alianza con MORENA pues en la reciente visita que Dante hizo a Veracruz calificó a López Obrador como un hombre honesto y que vivía en congruencia con su discurso de austeridad. Era obvio que le echaba flores para ver si se daba la alianza que tanto le convenía a ambas partes.
AMLO CON DANTE
 
Nadie puede negar que López Obrador tiene un gran liderazgo que le ha permitido mantenerse en el gusto del electorado durante 12 años. Cada día se suman más personas de la sociedad civil a su proyecto político: MORENA. Personas que están hartas de que el poder se los dividan sólo las dos corrientes políticas: PAN y PRI, personas que están cansadas de la corrupción e impunidad que representan el PAN y PRI y que buscan en MORENA una opción política alejada de los vicios que tanto han dañado a los mexicanos, quienes han visto con impotencia y frustración como los políticos han hecho mal uso de los recursos públicos sin que reciban un castigo ejemplar, en la mayoría de los casos. López Obrador promete, en su discurso, que acabará con la corrupción e impunidad y que castigará a todos los políticos que hayan caído en estos delitos. La gente cree que efectivamente AMLO podrá erradicar estos problemas que tanto daño han provcado a las finanzas públicas del país, pero, en caso de ganar la presidencia, podrían llevarse una decepción los mexicanos que confían en López Obrador al darse cuenta que no es tan fácil terminar con la corrupción y la impunidad.
 
AMLO se encuentra posicionado, desde hace muchos meses, en el primer lugar en las preferencias electorales de la ciudadanía rumbo a las elecciones de 2018. Muy por arriba de precandidatos como Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle, José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong y los independientes. Pero todos sabemos que encabezar las preferencias electorales en las encuestas, aun cuando todavía no ha empezado la campaña, no garantiza que se vaya a obtener el triunfo en la elección, pues con el paso del tiempo y una vez iniciada la campaña, la ciudadanía puede cambiar de opinión respecto al candidato que apoye debido a que es en la campaña cuando los políticos, con sus discursos, errores y aciertos, se ganan la simpatía o antipatía de los electores.
 
Ciertos analistas políticos dicen que  2018 es el año de Andrés Manuel López Obrador y que en este momento tiene más posibilidades de obtener el triunfo que las que tuvo en las dos anteriores campañas, donde los resultados no le favorecieron. Lo cierto es que el sistema político corrupto que reina en este país hará todo lo posible por impedir que AMLO llegue a la presidencia, pues no les conviene a sus intereses el arribo de este personaje a Los Pinos. Pero eso si, los morenistas tienen que reconocer que necesitan hacer alianza con otro partido político para fortalecerse más, pues mientras el PAN se unió con el PRD y MC, el PRI se unirá con el PVEM y posiblemente con el PANAL, por lo que MORENA no puede conformarse con la alianza que hicieron con el PT, que es un partido kikiri y satélite como muchos en este país que viven de las prerrogativas recibidas y que por dignidad deberían desaparecer pues políticamente no representan nada y esto se ve reflejado en las recientes elecciones donde los votos obtenidos son mínimos. ¿Será que AMLO quiera hacer una alianza con el Partido Encuentro Social?, ¿Qué tanto le afectará a López Obrador no haber hecho la alianza con Movimiento Ciudadano?, ¿Logrará vencer AMLO a sus adversarios y llegar a Los Pinos aun con toda la guerra sucia que piensan lanzarle para bajarlo de las preferencias electorales?.