PUBLICIDAD OBSERVADOR CENTRAL

casas provisa

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

 1100oZsaZktroh

Nuevamente Veracruz se volvió a colocar en el ojo del huracán por una equivocación cometida por los agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado, quienes detuvieron arbitraria y abusivamente a la doctora Araceli Serralta González, pues la confundieron con una delincuente. La detención se dio en el café de la parroquia de los 200 años. La sola presencia de los agentes ministeriales provocó terror entre los comensales, quienes ya no saben a quien tenerle más miedo si a los delincuentes o a los policías. La doctora Araceli vivió los momentos más trágicos de su existencia, pues ella pensó que la iban a secuestrar. Gritó pidiendo auxilio y logró llamar la atención de los presentes, pero en lugar de que la defendieran,  dos personas grabaron el momento de los hechos en video.

Finalmente los agentes ministeriales reconocieron que se habían equivocado y que la doctora no era la persona que ségún ellos estaban buscando. Un "usted disculpe" no es suficiente para que la doctora olvide este amargo momento. La verguenza que vivió no se soluciona con una disculpa. Ella está en su derecho de denunciar a los agentes ministeriales ante la Procuraduría General de la República, porque la Fiscalía General del Estado no puede ser juez y parte. Este suceso deja muy mal parada a la administración estatal que encabeza el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares en el tema de violación a los Derechos Humanos y violencia hacia la mujer.

Seguramente el gobernador ya le dio su buena regañada a Jorge Winckler pues este incidente le pega al gobierno yunista, pero tuvo que haber sido por teléfono porque a Papá Yunes no le gusta dar espectáculos en público. Yunes y Winckler se vieron las caras en el arranque de la obra del Centro de Justicia Integral de la zona norte del puerto de Veracruz. Cuando lo vio y lo saludó, Yunes quería fulminar con la mirada a su subordinado, quien tuvo que aguantar la mirada de furia de su jefe pues las estupideces cometidas por los policías de Winckler las padece Yunes, quien fue el que pidió una disculpa pública a la doctora en el inicio de su discurso.

En entrevista con los reporteros, Winckler también ofreció una disculpa a la doctora, dijo sentirse avergonzado por la conducta de sus muchachos, pero más bien su rostro denotaba encabronamiento, pues sabía que lo iban a regañar. Winckler añadió que iba a buscar a la doctora para ofrecerle la disculpa en persona y la iba a apoyar para que denuncie los hechos. Comentó que los agentes fueron cesados de su cargo, pero eso no es suficiente, dijo que se abrirá una carpeta de investigación en contra de estos sujetos. Con esta equivocación le debe quedar claro al gobernador que cometió un error al imponer como fiscal a su abogado de cabecera porque ha demostrado que no tiene capacidad para asumir el cargo ni seriedad ni profesionalismo. Pero Yunes no lo despedirá mientras dure su administración porque eso sería como reconocer que se equivocó al elegirlo como parte de su equipo en la dependencia "autónoma". Prefiere que se sigan cometiendo abusos y arbitrariedades en contra de los veracruzanos antes que darle las gracias al fiscal que se volvió el hazmerreír en las redes sociales y en las pláticas de café. ¿A qué clase de funcionario le gusta  que se burlen de él? "Si tuviera dignidad, renunciaría", dicen algunos colegas.

Lo peor del caso es que lo que le pasó a la doctora nos puede pasar a cualquiera. "Si no hubieran sucedido los hechos en un lugar público, tal vez la hubieran secuestrado", dicen algunos en el café. Si a usted le pasa algo similar a lo que vivió la doctora, recuerde que primero le deben de enseñar la orden de aprehensión. Si no, es una privación ilegal de la libertad y eso es un delito. Cuando detienen a una mujer, es otra mujer policía la que tiene que someterla pues ambas están en igualdad de fuerzas. Si es un hombre el que somete a una mujer, es violencia hacia el género femenino. A la mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa. Para evitar una confusión debe pedírsele a la persona que se identifique. También le deben permitir a la persona detenida que avise de la detención a un familiar o abogado para que ellos la auxilien y la defiendan legalmente. Si no se cumplen estos pasos, entre muchos otros, se considera una violación a los derechos humanos y eso es un delito. Habrá que ver cuantas más le aguanta Yunes a Winckler, terminará por sacarle canas verdes.

NO SE PERMITEN BLOQUEOS A CARRETERAS NI DETENCIONES

El gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares fue muy tajante al expresar que en el Veracruz moderno de hoy no se permiten detenciones arbitrarias ni que nadie, bajo ninguna circunstancia, bloquee carreteras...y si lo hacen serán castigados. Sobre el bloqueo de la carretera Orizaba- Puebla que hicieron integrantes del grupo Zepaniah, Yunes comentó que estos manifestantes están vinculados a los huachicoleros, pues se presume que roban combustible. Detalló que  fueron encarceladas ocho personas, las cuales serán investigadas. 

Yunes Linares encabezó el arranque de obra del Centro de Justicia Integral donde estuvo acompañado por el titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, Julen Rementería del Puerto; el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Edel Álvarez Peña; el alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil; los alcaldes electos de Veracruz y Boca del Río, Fernando Yunes Márquez y Humberto Alonso Morelli repectivamente; así como los diputados locales, Juan Manuel Unanue Abascal, Maryjose Gamboa Torales y Mariana Dunyaska García Rojas.  Después del evento, Papá Yunes se fue con su fiscal Winckler, Edel Álvarez, Rogelio Franco y Fernando Yunes al café de la parroquia de Gómez Farías, donde unos reporteros querían entrevistar a Winckler pero Yunes no lo dejó hablar...y ni modo donde manda capitán no gobierna marinero. Y Yunes sigue diciendo que el fiscal es autónomo, ¿quién le va a creer?. Lo que no le perdonan los veracruzanos a Winckler es que se haya metido con una dama porque el día de mañana puede ser nuestra mamá, nuestra hermana, prima, sobrina, hija, etc.

 

 
Copyright © 2019 Observador Veracruzano. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.