Llámanos

banner fabiola y patt

 

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Ya están definidos quienes serán los candidatos a la gubernatura del Estado de Veracruz de los tres partidos políticos más fuertes quienes se aliaron con partidos pequeños conscientes de que la unión hace la fuerza y de que nadie llega al poder sin la ayuda de otros aliados. Por el lado del PAN se alió con el PRD y Movimiento Ciudadano, el candidato será Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. El Partido Revolucionario Institucional llevará como candidato al senador José Francisco Yunes Zorrilla, el PRI hizo alianza con el Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza. El Movimiento de Regeneración Nacional, partido que dirige Andrés Manuel López Obrador, llevará como candidato a Cuitláhuac García Jiménez. MORENA irá en coalición con el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social. Con éste último partido no tiene ninguna similitud en cuanto a la ideología, pues mientras unos están a favor del aborto y de los matrimonios entre personas del mismo sexo, otros no aprueban que se realicen estas prácticas. 

Así como MORENA  y el PES tienen diferencias ideológicas, también las tienen los demás partidos políticos con los que hicieron alianza, pues no se puede mezclar, bajo ninguna circunstancia, la izquierda con la derecha ni siquiera para intentar acabar con el enemigo, aunque los líderes nacionales y estatales de los partidos políticos no piensan así. Ellos consideran que en la guerra, en el amor y en la política todo se vale aunque tengan que comer caca....huates sin hacer gestos. Lo importante para ellos es ganar la gubernatura de Veracruz y no les importa si para ello tengan que juntarse con quien en el pasado consideraron sus adversarios o personas con las que abiertamente reconocieron que no tenían ninguna coincidencia. 

Los tres candidatos a la gubernatura del Estado de Veracruz: Miguel Ángel Yunes Márquez, José Francisco Yunes Zorrilla y Cuitláhuac García Jiménez tienen posibilidades de ganar, pues cada uno de los partidos que representan tiene ventajas y desventajas. Habrá que ver como reacciona el electorado veracruzano en esta elección, pues en cada contienda electoral reaccionan de manera diferente. Y la elección del 2018 será diferente a otras que han vivido los veracruzanos tomando en cuenta que el próximo año se elegirán candidatos a la presidencia de la República, a la gubernatura de Veracruz, diputaciones locales y federales y senaduría. Habrá electores que voten de manera diferenciada, es decir, por un partido para la presidencia de la República, por otro para la gubernatura y por otro muy distinto para las diputaciones locales, de acuerdo a la experiencia que hayan tenido con los actores políticos que estén despachando actualmente en los cargos que se renovarán el próximo año. 

Aunque mucha gente pudiera pensar que Miguel Ángel Yunes Márquez tiene todo en bandeja de plata para ser el próximo gobernador de Veracruz, no es así, pues a pesar de que cuenta con el cariño de la ciudadanía boqueña, quienes votarían por él con los ojos cerrados por el buen trabajo que desempeñó durante los dos periodos que despachó como alcalde de Boca del Río, la campaña no será fácil para Yunes Márquez pues tiene en contra el hecho de que su padre, el gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares no ha podido erradicar el problema de inseguridad como él prometió que lo haría en seis meses. La inseguridad es el principal problema que aqueja a los veracruzanos pues todos corremos el riesgo de ser asaltados, secuestrados, extorsionados o asesinados brutalmente por delincuentes que no se tocan el corazón para acabar con la vida de sus víctimas. La promesa relacionada con la seguridad que no cumplió su padre será uno de los grandes pendientes en la campaña de Yunes Márquez. Será su tarea tener argumentos sólidos frente a los electores para que éstos comprendan que para ningún gobierno es fácil erradicar completamente la inseguridad. 

José Francisco Yunes Zorrilla tiene en contra que fungió como diputado local y senador durante las administraciones de los ex gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa y nunca los cuestionó por sus actos de corrupción cuando tenía la facultad para hacerlo y velar por los intereses de los veracruzanos. Pero a Pepe le importó más quedar bien con el PRI y los gobernadores emanados de su partido que con los veracruzanos....Ahora los veracruzanos le pagarán con la misma moneda, le demostrarán que para ellos es más importante su bienestar económico y social que volver a ser gobernados por el mismo partido que ha llevado a la quiebra a Veracruz.  

 

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

amlo anaya meade 900x500

Con la imposición de Ricardo Anaya Cortés como aspirante a la presidencia de la República de la alianza "Por el frente de México" ya se definió quienes serán los candidatos a la presidencia de la República en 2018. La terna queda formada por Andrés Manuel López Obrador del Movimiento de Regeneración Nacional, José Antonio Meade Kuribeña por la alianza entre el PRI y el PVEM, así como Ricardo Anaya Cortés por el Frente Ciudadano por México que agrupa a tres partidos: PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Partidos que únicamente se han unido para intentar ganarle la silla presidencial de Los Pinos al PRI y para impedir que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia de la República porque sus ideologías son completamente opuestas, ya que unos son de derecha y otros de izquierda.

El que tiene muchas posibilidades de llegar a ser candidato independiente a la presidencia de la República es Jaime Rodríguez Calderón, "El bronco", quien hasta el momento lleva recolectadas 860 mil firmas y supera en rúbricas a su favor a otros independientes como Margarita Zavala, Armando Ríos Piter, María de Jesús Patricio y Pedro Ferriz de Con. Prácticamente "El bronco" ya es candidato independiente a la presidencia de la República, por lo que podría representar un peligro para los candidatos AMLO, Anaya y Meade, porque les va a quitar muchos votos de ciudadanos que ya están hartos de los candidatos emanados de partidos políticos o alianzas.

A algunos analistas políticos y a ciertos sectores de la sociedad les causa mucha extrañeza que Jaime Rodríguez Calderón, "El bronco" haya recolectado las firmas tan rápido. Consideran que detrás de "El bronco" está Enrique Peña Nieto,quien había pactado con Margarita Zavala para restarle votos a Andrés Manuel López Obrador, pero la esposa de Felipe Calderón se desinfló y no ha logrado despuntar en las preferencias electorales. Peña Nieto por un lado, movido por los intereses de Carlos Salinas de Gortari, y la alianza Frente Ciudadano por México, por el otro lado, tratarán de evitar a toda costa que Andrés Manuel López Obrador llegue a la presidencia de la República...y si para evitarlo tienen que pactar con el diablo lo harán pues al sistema corrupto que impera en el país no le conviene que llegue al poder Andrés Manuel López Obrador.

Este martes 12 de diciembre, si no sucede otra cosa, Andrés Manuel López Obrador se registrará como aspirante a la presidencia de la República por el Movimiento de Regeneración Nacional, partido que él mismo formó y en el que hace y deshace a su antojo imponiendo candidatos a la gubernatura de las entidades federativas, a las diputaciones locales y federales y a la senaduría. En MORENA sólo los chicharrones de López Obrador truenan. Esa es la diferencia entre las anteriores veces que ha competido como candidato a la presidencia de la República cobijado por el PRD y ahora que lo hace bajo las siglas de su propio partido. Algunos analistas políticos consideran que los resultados que obtendrá López Obrador en el proceso electoral 2018 serán los mismos que obtuvo en el 2006 y el 2012, es decir, le vaticinan una tercera derrota. No es difícil adivinar quien ganará la presidencia de la República en 2018: José Antonio Meade, quien utilizará todo el sistema político para ganar a pesar de que la imagen del PRI está muy deteriorada. Lo peor para la alianza Frente Ciudadano por México es que su candidato Ricardo Anaya se va hasta el tercer lugar pues la competencia electoral estará reñida entre AMLO y Meade.   

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

piñatadelfiscal

Debido a su incapacidad, ineptitud, indolencia e insensibilidad para asumir el cargo de Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz se ha ganado a pulso la animadversión de los veracruzanos, quienes consideran que salieron de Guatemala para entrar a Guatepeor con el cambio de fiscal de Luis Ángel Bravo Contreras a Jorge Winckler, pues, en el caso de los familiares de las personas desaparecidas por lo menos Bravo Contreras atendía a los afectados, aunque no resolvía mucho, pero mostraba empatía con el dolor de ellos. En cambio Winckler no sólo no quiere atenderlos y sólo los recibe cuando viene a Veracruz Roberto Campa Cifrián, sino los ha bloqueado de sus redes sociales para que dejen de reclamarle públicamente por su incapacidad.

Winckler les ha quedado mucho a deber a los veracruzanos como funcionario y muestra su inmadurez política en las redes sociales pues hay ocasiones en las que se ha mostrado irrespetuoso con los usuarios olvidando que son ellos como veracruzanos sus jefes y a los que debe rendirles cuentas de su desempeño como funcionario. Como consecuencia del odio que despierta entre algunos veracruzanos el fiscal, se viralizó en las redes sociales un video donde unos niños le están pegando a una piñata con la imagen de Jorge Winckler. Para elaborar esa piñata se inspiraron las mentes creativas en una fotografía que Winckler subió a sus redes sociales el 17 de septiembre. En la foto se aprecia que el abogado está haciendo una paella y tiene un mandil con una letra S en medio y abajo dice: "Super Chef".

Los que hicieron la piñata también le pusieron dos bolsas a Winckler en la mano. En una trae lo que supuestamente son las despensas que les quitó al Colegio de Ingenieros Mecánicos Electricistas y atrás del monigote de papel de china, en su otra mano, aparecen las despensas del caso Yunete, caso por el que el fiscal no ordenó una sola detención a pesar de tener evidencias del delito electoral que cometieron los panistas, pero como Rafael de Jesús Abreu Ponce, supuesto presidente de la asociación civil Yunete es su amigo, no movió un dedo para castigarlo como se merece. Así es la justicia en esta administración: selectiva, a los amigos se les perdona todo tipo de agravios y a los enemigos se les condena incluso siendo inocentes.

Es tanta la repulsión que sienten los veracruzanos hacia este personaje nefasto que muchos disfrutaron el video en el que se aprecia como unos niños le están pegando con un palo a la piñata que tiene la imagen del fiscal. Es más, hay un grupo de veracruzanos que apoyan la propuesta de una familia acerca de que para la quema del mal humor se incendie la figura del fiscal pues consideran que ha sido, junto con Jaime Téllez Marié, el funcionario que ha entregado menos resultados positivos en su paso por la función pública. Y como no pueden hacer que se vaya de su cargo porque hay complicidad entre el fiscal y los diputados panistas del Congreso del Estado, por lo menos se conforman con el placer de ver como se incendia una figura en su honor como símbolo del mal humor.

Lo malo para estas personas que propusieron que se queme la figura del fiscal es que no les van a hacer caso pues el presidente del comité del carnaval Luis Antonio Pérez Fraga, -quien todas las decisiones respecto al carnaval las consulta con sus jefes, el alcalde electo de Veracruz y el gobernador-, no lo permitirá pues no mueve un dedo si no se lo autorizan sus jefes. Además hay el antecedente de que a Pérez Fraga no le gusta, o le ordenaron que no lo haga, incendiar figuras de personajes políticos o artistas, en la quema del mal humor del carnaval de Veracruz. También lo evita, dice el popular pollo, para politizar la fiesta, aunque más que nada es porque los propios alcaldes no quieren que se queme una figura política por temor a que en un futuro, cuando ellos dejen el poder, también sea incendiada una figura que se asemeje al ex alcalde en cuestión. Pero si no 'queman' al fiscal en el carnaval de Veracruz, habrá un carnaval, en algún municipio cercano, en el que si estén dispuestos a escuchar la vox populli y hacer lo que el pueblo sugiere pues finalmente el carnaval es la fiesta del pueblo y se debe tomar en cuenta lo que los ciudadanos quieren.

 

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

IMG 5551

Bien dicen que la política es el arte de comer caca...huates sin hacer gestos, pues los que antes fueron adversarios políticos, hoy se saludaron como si fueran los grandes amigos en la celebración del 25 aniversario del Acuario de Veracruz. Nos referimos al gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares, quien convivió y bebió con champagne con el ex alcalde de Veracruz, Gerardo Poo Ulibarri; el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, Armando Méndez de la Luz y hasta mencionó en su discurso a Dante Delgado Rannauro, calificándolo como un gobernador con gran visión. Quien lo iba a decir, en el pasado, cuando Yunes Linares fue Secretario de Gobierno en el sexenio de Patricio Chirinos, Dante Delgado Rannauro y Gerardo Poo Ulibarri estuvieron en la cárcel  acusados de peculado. El delito prescribió y Dante y Gerardo salieron de la cárcel después de unos meses.

Tal vez Dante Delgado y Gerardo Poo desearon en aquel entonces nunca volver a ver a Miguel Ángel Yunes Linares, pues su presencia les trae malos recuerdos. De hecho, Dante no fue a la celebración del 25 aniversario del Acuario de Veracruz, por no toparse con Yunes Linares. Aunque Dante y Miguel Ángel se verán las caras más seguido de lo que Dante quisiera, esto por la alianza que se firmó, a nivel nacional, entre el PAN,  PRD y Movimiento Ciudadano. Ni modo, AMLO desairó a Dante y a éste no le quedó otro remedio que irse a meter a la boca del lobo con Yunes Linares, un hombre que, dicen los que lo conocen, no perdona a sus enemigos pero prefiere tenerlos cerca para saber que traman. Muy mal que expongan al señor Gerardo Poo Ulibarri a convivir con Yunes Linares, el ex alcalde se nota incómodo y prefiere evitar encuentros con el gobernador. Asiste a eventos donde sabe que se lo va a topar y convive con él por diplomacia, pero su rostro denota desesperación y angustia, como si quisiera que el tiempo pasara rápido y que la tierra lo tragara. Gerardo Poo sabe que no es sana su cercanía con Yunes Linares, pues le hace recordar una etapa de su vida que no le agrada recordar.  

Lo mejor para Gerardo, Dante y Miguel Ángel es que parece que las diferencias que hubo entre estos actores políticos ya quedaron en el olvido, pero lo más sano es que pintaran su raya y no convivan con tanta frecuencia. Lo bueno para don Gerardo es que, cuando Ramón deje de ser alcalde, las convivencias con Miguel Ángel se harán más esporádicas,  Yunes Linares también saludó como si fuera su gran amigo a Armando Mendez de la Luz, quien fue su contrincante en el 2016, porque ambos compitieron para ser gobernadores de Veracruz, uno ganó y otro perdió.  Ahora don Armando tiene que hacer de tripas corazón y sonreirle a don Miguel, como si no hubiera pasado nada entre ellos en el pasado. Aunque quisiera sacarle la lengua, no le quedó de otra que ser diplomático.

¿Después de 20 años pueden dejar atrás los rencores?, ¿Habrá olvidado Dante Delgado que estuvo en la cárcel en la época en que Yunes tenía mucho poder?, ¿Pueden llegar a ser amigos Dante, Gerardo y Miguel Ángel o solo conviven para darle circo al pueblo veracruzano?.  No ha de ser difícil para Yunes Linares convivir con gente a la que en el pasado lo separaron las diferencias, es un hombre que sabe tragar sapos sin hacer gestos. ¿Se le habrá olvidado a  Armando Mendez de la Luz que hace algunos meses tuvo que rajar en contra del entonces candidato de la alianza PAN- PRD?, ¿Y ahora como pueden convivir como si nada?

Durante su discurso, Yunes aseguró que platicó la semana pasada con Dante Delgado y lo invitó al 25 aniversario del Acuario de Veracruz. Yunes reconoció que Dante fue gobernador con gran visión y a Gerardo Poo Ulibarri también le reconoció su participación en el proyecto del Acuario de Veracruz, cuando fue Secretario de Finanzas durante el gobierno de Dante. ¿Será que en el futuro Yunes pueda convivir con Javier Duarte y los duartistas que hoy están en Pacho Viejo como lo hizo hoy con los antes mencionados?

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

hector y pepe yunes

A pesar de que los senadores de la República, Héctor Yunes Landa y José Francisco Yunes Zorrilla ya se visualizan como coordinador de la campaña y candidato a la gubernatura de Veracruz del PRI en 2018 respectivamente, no pueden considerar que sus sueños vayan a cristalizarse pues en la política todo cambia de un momento a otro. No depende ni de uno ni de otro que vayan a seguir ascendiendo en su carrera política, sino de los propios priistas y las mentes maquiavélicas que impongan al candidato a la gubernatura según su conveniencia.  Existe la posibilidad de que de último momento a esas mentes maquiavélicas no les convenga a sus intereses que Pepe Yunes sea el candidato, aunque ya muchos dan por hecho que el oriundo de Perote será el elegido.

Definitivamente Héctor Yunes Landa no será el candidato en 2018, ya tuvo su oportunidad en 2016 y perdió ante su primo Miguel Ángel Yunes Linares.  Héctor tendrá que esperarse hasta las elecciones de 2024, si es que no surgen otras caras nuevas en la política con más influencias y mejores padrinos que él que lo desplacen del camino político. Aunque no lo digan abiertamente hay muchos priistas que no ven con buenos ojos que entre los dos Yunes rojos se repartan las candidaturas a la gubernatura como si ellos fueran los únicos priistas con la capacidad y liderazgo para enfrentar una elección estatal. Hay que darle oportunidad a otros priistas de presentar su plataforma política rumbo a las elecciones de 2018, pues hay gente con la experiencia suficiente para gobernar Veracruz y no nada más se debe considerar como aspirantes a los dos senadores.  Se debe practicar la democracia en el PRI si no se quieren volver a tener los resultados desastrosos que se obtuvieron en 2016. No pueden cometer los mismos errores del año pasado.  Debe prevalecer la unidad dentro del partido y para que esto sea así, se debe escuchar a todos los sectores porque el PRI no sólo son dos personas.

El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Renato Alarcón Guevara estuvo esta mañana en el puerto de Veracruz y platicando con los reporteros porteños, en entrevista, reconoció  que los senadores Héctor Yunes Landa y José Francisco Yunes Zorrilla son piezas importantes en el partido, pero dejó en claro que no son los únicos que deben ser contemplados para la gubernatura de Veracruz, pues hay muchos que han alzado la mano y tienen el derecho de que se les tome en cuenta. Hay otros que no han mostrado interés en participar en la elección, pero que podrán ser impuestos por mentes maquiavélicas e inteligentes del PRI, quienes por su experiencia en estos menesteres tienen la capacidad para saber que candidato les puede garantizar el triunfo en las urnas. El objetivo de los priistas es recuperar el Estado de Veracruz y para lograrlo van a hacer alianzas hasta con el mismísimo diablo y si es necesario pasar encima de alguien, lo harán. Para obtener el triunfo en 2018 los priistas contarán con el apoyo del gobierno federal.  

No pueden darse el lujo de poner como candidato a alguien que tenga en su curriculum una derrota avasalladora o funcionarios públicos que en el pasado estuvieron ligados al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa. Desafortunadamente, Duarte de Ochoa es un lastre con el que tendrán que cargar toda su vida ambos senadores, pues ninguno de los dos señaló a Duarte de corrupción, desvío de recursos ni de otros delitos mientras éste estaba en plenitud del poder. Al contrario, callaron ante los atropellos cometidos por parte de Duarte en contra de los veracruzanos. Su silencio los convirtió en cómplices. Ahora pueden despotricar en contra de Duarte todo lo que quieran, sus señalamientos carecen de validez porque ya no está en el poder. Debieron haber ventilado lo que sabían en contra del ex gobernador cuando sus negocios turbios y fechorías no habían salido a la luz pública. Entonces hubiera sido una novedad y una valentía digna de aplausos, ahora ya ni caso tienen que hagan más leña del árbol caído. Al contrario, ahora el juego de ambos senadores es exhibir lo mal que está la administración yunista en cuestión de inseguridad, desempleo y corrupción. Pero si el gobernador fuera priista ni siquiera se atreverían a cuestionarlo, están jugando a ser oposición.

Un sector de veracruzanos no quisiera seguir siendo gobernados por el PAN, pero tampoo quieren que regrese el PRI, así que su única opción es votar por MORENA, por lo que este partido saldrá muy fortalecido en las próximas elecciones. Alarcón Guevara, dirigente del PRI, sabe lo importante que es para el país la elección del 2018 pues se están jugando su permanencia en el poder o que el pueblo veracruzano los mande a la banca otros seis años, por eso considera que en esta ocasión el dedazo no funcionará y si se practica, serán los mismos priistas los que les cobren en las urnas esta acción antidemocrática.  

Según palabras de Renato Alarcón, los senadores Héctor y José Yunes son dos servidores públicos que trabajan en el marco de la transparencia y compromiso con Veracruz. Más vale creerlo que averiguarlo. Hasta los calificó como un baluarte político del partido en Veracruz. Pero fue muy tajante al decir que serán bienvenidos los pronunciamientos de otros aspirantes a la gubernatura. Esta declaración da pie a que se les permita participar a otros actores políticos del PRI, que puede que no tengan la trayectoria de Héctor y Pepe, pero atesoran otras virtudes.

Lo importante es que todavía no se toma la decisión en el proceso interno de designación. De tal suerte que como dice el dicho del plato a la boca se cae la sopa.  Hasta ahorita nada para nadie. Algunas de nuestras fuentes señalan que quienes podrían dar la sorpresa en 2018 son el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Franco  e incluso el hijo del ex gobernador, Miguel Alemán Magnani. Cualquiera de los dos, e incluso un tercero cuya identidad aun se encuentre perfectamente resguardada, puede provocar una sorpresa no grata para las aspiraciones gubernamentales de Héctor y Pepe, quienes ya se sueñan despachando en Palacio de Gobierno. Del plato a la boca se cae la sopa.

El proceso electoral 2018 inicia el primero de noviembre  y los veracruzanos debemos estar preparados para escuchar todo tipo de descalificaciones de aspirantes a obtener un cargo de elección popular, quienes harán lo que sea para colocarse en los primeros lugares de las preferencias electorales .