Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Locatarios del mercado Hidalgo se llevaron una sorpresa la mañana de este sábado cuando vieron llegar al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pues no es una persona que regularmente llegue al mercado. Eso sí, arribó acompañado de un séquito de personas que lo custodiaban y le abrían paso entre la multitud. Yunes se dio su baño de pueblo que buena falta le hacía, pues rara vez se le ve intercambiando puntos de vista con el pueblo jarocho. En el mercado había señoras que estaban haciendo su mandado y al correrse la voz de que ahí estaba Miyuli corrieron a su encuentro, buscando ser escuchadas por el choleño, verse reflejadas en esos ojos azules pizpiretos y de paso tomarse la selfie con el gobernador. 

0yunesTodos los ciudadanos tienen una petición que hacerle a Miguel Ángel Yunes Linares relacionadas con temas de seguridad, empleo, educación, salud, obras públicas, servicios públicos, etc. Yunes escucha con atención y canaliza a los peticionarios con una empleada suya que anota en una libreta la solicitud de cada una de las personas, su nombre y teléfono. ¿Algún día les llamarán?, ¿Qué hacen con esa base de datos? A Yunes le encanta ser el centro de atención en todos lados y no soporta que nadie trate de opacarlo. El gobernador camina entre la gente y se deja querer, es feliz cuando se siente apreciado, admirado y querido. Esboza una sonrisa de oreja a oreja, se le iluminan sus ojos cuando recibe palabras de aliento o algún halago respecto a su administración y a que gracias a él, muchos ex funcionarios duartistas, incluso el propio Duarte, están en la cárcel.

Yunes estuvo acompañado entre otras personas por su hijo, el alcalde electo de Veracruz, Fernando Yunes Márquez; así como por el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz. Los reporteros querían entrevistar a Winckler pero como de costumbre éste se portó hermético y misterioso como la policía china. La razón por la que Winckler no habla en los eventos donde está el gobernador es porque éste les tiene prohibido dar declaraciones a algunos de sus subordinados, pues luego los reporteros, con sus preguntas incómodas, pueden obtener información que Yunes no quiere que salga a la luz pública.

0yunesito

Dicen las malas lenguas que le tienen mucho miedo a Yunes Linares cuando se enoja, pues al igual que las mamás de antaño con una mirada y sin expresar una sola palabra le dice todo a sus empleados, quienes han aprendido a interpretar su silencio. Después de recorrer el mercado Hidalgo, Yunes y toda su flota se fueron al parque Zamora, donde lo saludaron algunas personas que tienen en ese parque una exhibición de plantas. El gobernador siguió escuchando las impresiones de la ciudadanía, esa voz del pueblo que pocas oportunidades tiene de ser escuchada, estrechó las manos de propios y extraños.

Winckler estaba al pendiente de cada uno de los movimientos de Yunes Linares y cuando éste lo volteaba a ver, Winckler le regalaba la más fingida de sus sonrisas. Como un buen subordinado, trataba de mantenerse atrás de su jefe, el que tiene que brillar es Yunes, nadie más. El fiscal sigue sintiendo repulsión hacia los periodistas que en cada evento público buscan cuestionarlo sobre los temas que están en boga. Les da evasivas para no darles la entrevista cuando los reporteros lo solicitan. Busca mantenerse alejado de los periodistas incómodos, no sabe como quitárselos de encima  y en su cabecita loca está planeando el momento de escapar de la entrevista pues a pesar de que tiene datos que podrían ser noticia de ocho columnas en los periódicos y portales informativos, no le permiten darlos a conocer.

Los reporteros querían saber como iban las denuncias interpuestas por el C4 acerca de las llamadas falsas que realiza gente ociosa al número 911, pero Winckler no quiso hablar y en cuanto terminó el recorrido del gobernador, aprovechó para irse con él en su camioneta, evitó a toda costa dar entrevistas, pero es bien sabido que el fiscal no se porta igual con todos los reporteros pues tiene sus consentidos a los que les da exclusivas como en la audiencia de Gabriel Deantes donde sólo dejó entrar a una reportera. No es bueno que haga diferencias entre periodistas, o se le deja entrar a todos a una audiencia o a ninguno. Puede tener amigos dentro del gremio periodístico, pero en el plano profesional debe conducirse con ética y no mostrar favoritismos.

Fernando Yunes Márquez habló de "El guayabo", pero no piense mal, así se llama el relleno sanitario que está en la comunidad Los Robles del municipio de Medellín de Bravo. Como alcalde electo, Fernando está interesado en un buen lugar donde se procese la basura de la zona conurbada Veracruz- Boca del Río- Medellín y que no represente un riesgo para la población. En su momento hablará del tema con el alcalde electo de Boca del Río, Humberto Alonso Morelli, pues para ambos es importante el tema del relleno sanitario. Desafortunadamente Ramón Poo poco pudo hacer para mejorar el relleno sanitario. Se la pasó dando declaraciones del tema pero se han visto pocas acciones al respecto.

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

El escándalo mediatico a nivel internacional está centrado en una sola persona: Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, quién se encuentra recluido en el Reclusorio Norte acusado de los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero. Pero alguien se ha preguntado, ¿dónde está Fidel Herrera Beltrán? Después de que renunció al consulado de Barcelona, en enero de este año,  tras el escándalo en el que se vio involucrado por las medicinas y tratamientos clonados y piratas, los cuales supuestamente le fueron suministrados a niños con cáncer, Fidel dijo que vendría a limpiar su nombre a Veracruz y nunca llegó. Han pasado seis meses y lo seguimos esperando a que venga a limpiar su nombre. Seguramente desde el gobierno federal le dieron indicaciones que ni por error asome la cabeza por la entidad veracruzana, pues tal vez el pacto entre el gobierno estatal y federal es no tocar a Fidel Herrera con la condición de que no ponga un pie en Veracruz.

 

Lo más lamentable es que el  gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares sintiendo tanta repulsión por Fidel Herrera Beltrán no haya movido sus influencias ni recurrido a la ley para encarcelar a Fidel Herrera, aunque claro para eso primero tendría que ejecutarse una orden de aprehensión en su contra por tantos delitos que dice Yunes cometió Fidel durante su administración. Lo anterior nos hace suponer que efectivamente hay un pacto para no encarcelar a Fidel Herrera, quien está protegido por el presidente Enrique Peña Nieto. En su discurso bélico, Yunes dice que denunció a los ex gobernadores de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa por todo el daño que le hicieron a Veracruz durante 12 años.  Pero, ¿quién ha visto las denuncias que supuestamente Yunes interpuso contra Fidel?. En este tema el gobernador guarda cierto hermetismo y prefiere evadir el tema, pues por extrañas razones prefiere no meterse en este momento con Fidel Herrera tal vez por un pacto que según un reconocido columnista hizo con el presidente Enrique Peña Nieto para no seguir escarbando en el tema de los medicamentos clonados pues esto pejudicaría a Fidel. Yunes si puede hablar, hablar y hablar en contra de su acérrimo rival, como es su costumbre, pero las denuncias ante la PGR no procederán y eso lo sabe el gobernador por lo que se quedará con las ganas de ver a su enemigo tras las rejas. Y eso es preocupante porque se aprecia que este ladronzuelo no pisará la cárcel. El tema de los medicamentos clonados lo están analizando la PGR y COFEPRIS, pero lo más seguro es que le den carpetazo ante la impunidad de la que disfruta Herrera Beltrán.

 

Los veracruzanos exigen justicia pero no nada más en contra de Duarte y el séquito de ladrones que lo ayudaron a saquear Veracruz y dejarlo en la situación de emergencia financiera en la que actualmente se encuentra. Los veracruzanos también exigen justicia en contra de Fidel Herrera Beltrán pues él es el culpable de la situación económica crítica en la que está Veracruz y sobre todo, de haber dejado en el poder a un hombre tan deleznable como Javier Duarte. Que a nadie se le olvide que Fidel también desvío recursos estatales y federales y, dicho por el propio gobernador en muchas ocasiones, le abrió las puertas a la delincuencia organizada en Veracruz. ¿Acaso no hay suficientes pruebas sólidas para ejecutar una orden de aprehensión en contra de Fidel Herrera? Cada vez cobran más fuerza las versiones de que a Fidel lo protege Peña Nieto, pues ¿qué sabe Fidel que le incomoda a EPN y por eso tiene que brindarle protección?

Lo que si hay que reconocerle a Fidel Herrera es que fue un excelente operador político a favor del PRI y que en sus momentos de gloria logró ganar todas las elecciones a la buena o a la mala. Claro, recurriendo a las prácticas de siempre: compra de votos, turismo electoral, urnas embarazadas, coacción del voto, etc. Pero cuando Fidel dejó de tener presencia en Veracruz, curiosamente el PRI perdió las elecciones cada año, prueba de ello son las derrotas en 2015, 2016 y 2017.  Gracias a Dios los veracruzanos parecen haberse librado de ese cáncer llamado Fidel Herrera Beltrán.

 

 

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Este sábado 22 de julio pasó desapercibido para muchas personas pero no para los integrantes de la comunidad LGBTTTI pues cumplieron cuatro meses de haber viajado a la ciudad de Xalapa y solicitado una audiencia con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares con el propósito de externarle sus peticiones para que sus derechos sean respetados. Han pasado cuatro meses de que Flypy Morales de Franco, Jazziel Bustamante Hernández, Silvia Susana Jácome García, Miguel Ángel Llinas González, Felipe Santiago María y otros miembros de la comunidad LGBTTTI llegaron a Xalapa con la ilusión de compartir algún día sus inquietudes con el gobernador y escuchar de su boca las soluciones que él ofrecería a este sector de la población.

 

Tristemente ese día nunca llegó. Pasaron los días, las semanas y los meses y los miembros de la comunidad LGBTTTI fueron perdiendo las esperanzas de tener un encuentro con su gobernador pues al buen entendedor pocas palabras. Entendieron que él no estaba interesado en hablar con ellos, pues considera, como ya lo dijo en una ocasión, que lo que ellos piden no es una prioridad. Hay que recordarle al señor gobernador que no le están pidiendo nada extraordinario, simplemente tener los mismos derechos que los demás individuos: el derecho a casarse y formar una familia con quién ellos deseen. Y para que esto pueda ser una realidad necesitan modificarse algunas leyes o crear algunas en beneficio de la comunidad.

 

Dos personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio en el Estado de Veracruz siempre y cuando lleven consigo un amparo el cual tiene un costo. La pregunta es ¿por qué los miembros de la comunidad LGBTTTI tienen que recurrir a un amparo?, ¿ Acaso son diferentes ante la ley que los heterosexuales? Para que ellos no tengan que recurrir al amparo se necesita modificar el artículo 75 del Código Civil del Estado de Veracruz que establece que el matrimonio es una unión entre un hombre y una mujer. La modificación consiste en concebir al matrimonio como una unión entre dos personas, sin importar su género. Ante la posibilidad de la modificación de este artículo, los que han puesto el grito en el cielo han sido los grupos conservadores, el frente nacional por la familia y los representantes de las iglesias católica, cristiana y evangélica pues consideran que los gays y lesbianas no deben disfrutar del derecho del matrimonio, el cual según ellos sólo les está permitido a los heterosexuales porque los miembros de la comunidad LGBTTTI no pueden procrear y ese es uno de los objetivos del matrimonio: reproducirse.

 

Estos grupos conservadores son los que han presionado al gobernador para que éste no apoye que sean respetados los derechos humanos de la comunidad LGBTTTI. Recordemos que Yunes ya había autorizado que se sustituyera la epístola de Melchor Ocampo por la carta matrimonial pero a los tres días de haberla aprobado, Yunes tuvo que recular pues fue presionado por la iglesia católica. Así los gays y lesbianas vieron con tristeza como le faltó valor y coraje a su gobernador para defender a este sector de la población. Claro, como es año electoral al gobernador no le convino echarse de enemigos a la mayoría como sí por el hecho de ser mayoría tengan razón en su  postura de oponerse a algo que perjudica a sus semejantes.

 

El próximo año también será electoral y está claro que el gobernador no tiene intenciones de ordenarles a sus diputados que aprueben una iniciativa que beneficia a la comunidad LGBTTTI lo cual es alarmante pues están en riesgo los derechos humanos de este sector de la población, quién ve con desagrado como ser gobernados por el PRI o por el PAN es lo mismo pues en cuestión de respeto a los derechos humanos no se ve la diferencia. Esto les sirve a los integrantes de la comunidad de lección para no volver a votar ni por el PRI ni por el PAN, pues ya demostraron los funcionarios de ambos partidos que no cumplen su palabra. No sólo lo decimos por asuntos que afectan a la comunidad LGBTTTI, también porque el gobernador había prometido proteger los derechos de los animales y no respetó el acuerdo al aprobar que se hiciera una xiqueñada, según él, con respeto a la vida de los animales, pero esto es contradictorio. Esta ocasión cedió a las presiones de los empresarios que verían mermadas sus ganancias económicas si no se realizaba la xiqueñada. ¿Nos sirve de algo a los veracruzanos un gobernador que no respeta sus compromisos y que cede ante presiones?

 

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Sólo para la foto pero sin mostrar un verdadero compromiso con la vida de los animales, el gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares firmó un compromiso durante la campaña a gobernador, en 2016, donde se comprometió a velar por el no maltrato a los animales. Lo hizo acompañado de su perro Toto, quien se debe estar muriendo de la verguenza al ver que su amo no es capaz de cumplir sus promesas de campaña. Lo anterior viene a colación porque el pasado martes 25 de julio, 25 diputados del Congreso del Estado votaron a favor de la despenalización de las peleas de gallos, corridas de toros y vaquilladas, las cuales se prohibieron en la anterior legislatura. De hecho fue uno de los pocos aciertos de esa legislatura, pero ahora llegan estos diputados y presionados por los empresarios que aseguran que este tipo de eventos dejan  una excelente derrama económica y que de esta actividad viven cientos de familias, algunos legisladores deciden dejar atrás sus principios y valores y aprueban esta iniciativa que permite que en Veracruz ya no estén prohibidas ni las peleas de gallos, ni las corridas de toros ni las vaquilladas. Esta acción pudo haberla evitado el gobernador si hubiera tenido la voluntad de hacerlo pero ya vemos que no cumple sus promesas ni le interesa la vida de los animales, cuya sangre correrá en el ruedo y en los palenques y servirá para que personas sin escrúpulos se lleven dinero al bolsillo.   

Los diputados del PAN, del PRD, del PRI y hasta del grupo "Juntos por Veracruz" que votaron a favor de esta iniciativa, que es considerada como un retroceso por los animalistas son: José Roberto Arenas Martínez, Vicente Benítez González, Juan Nicolás Callejas Roldán, Jazmín Copete Zapot, Ernesto Cuevas, Juan Manuel del Castillo, José Luis Enríquez Ambell, Arturo Esquitín, Janeth García, Rodrigo García Escalante, Mariana Dunyaska García Rojas, Sergio Hernández Hernández, José Kirsch Sánchez, Fernando Kuri Kuri, Ángel Armando López, Emiliano López Cruz, María Elisa Manterola Sáinz, Gregorio Murillo, Marco Antonio Núñez López, Luis Daniel Olmos, Basilio Picazo Pérez, Judith Pineda, Sebastián Reyes, José Manuel Sánchez y Luisa Ángela Soto.

15 diputados votaron en contra de despenalizar las peleas de gallos, corridas de toros y vaquilladas: Amado Cruz Malpica, Nicolás de la Cruz de la Cruz, Juan Manuel Unaune, Maryjose Gamboa, Lourdes García, Miriam Judith Sheridan, Daniela Guadalupe Griego, Francisco Martínez Martínez, Rocío Pérez Pérez, Isaías Pliego, Patricia Rodríguez, Arturo Rodríguez, Águeda Salgado, Regina Vázquez y Carola Viveros Cházaro. Usted como elector deberá recordar el nombre de los diputados que votaron a favor y también de los que votaron en contra para reprochárselo cuando lleguen a su casa a pedirle el voto en próximas elecciones, porque la buena vida para estos servidores públicos termina el próximo año y seguramente buscarán otro cargo de elección popular para seguir pegados a la ubre, pues no saben hacer otra cosa que vivir del erario público.

La razón que dieron los diputados para volver a permitir que se realicen estos actos sanguinarios en Veracruz donde la gente se divierte a costa del sufrimiento de un animal es que el Estado es el principal productor de aves de combate del país donde se realizan hasta tres millones de peleas de gallos por temporada. Aparte de que esta actividad genera 500 mil empleos, dicen los que viven de ella y no tienen otra forma de ganarse la vida. Efectivamente esta actividad, que debería considerarse ilícita, genera fuentes de empleo, pero acaso no sabrán esas personas obtener dinero de otra manera en la que no tenga que estar involucrado el asesinato de un animal. ¿Por qué llenarse los bolsillos a costa del sufrimiento de otros? No es menos valiosa la vida por tratarse de un animal.  

Lo más lamentable es que la ciudadanía no tiene memoria o su memoria es selectiva y en un par de meses sino es que en un par de semanas, habrá olvidado que se volvió a permitir estos eventos que ya se habían prohibido en Veracruz. Había una ley de protección a los animales que los diputados se pasaron por el arco del triunfo. Está claro que lo único que les importa son sus intereses, porque más de un elector considera que para haber votado a favor de esta iniciativa el único motivo suficientemente válido para los diputados es que se tuvieron que haber vistos estimulados económicamente para llevar a cabo tal acción que algún día los mismos electores, aunque sea una minoría, les echarán en cara. Para estos diputados es más importante que siga fluyendo la estabilidad económica de un selecto grupo de personas que viven de organizar peleas de gallos, corridas de toros, vaquilladas y demás actos donde se pierde la vida de un animal.  Los animales, para ellos, pasan a segundo término, al fin que ellos no votan, ¿verdad diputados?

Por: Leopoldo Tlaxalo Jaramillo

Estamos a cinco meses y medio de que concluya el 2017 y el Partido Revolucionario Institucional todavía no tiene definido quien será el candidato a la presidencia de la República. Aunque se barajan muchos nombres, al igual que en el Partido Acción Nacional, todavía no sale humo rojo del Comité Ejecutivo Nacional del PRI. Es la decisión más difícil que van a tomar en los últimos años porque hay riesgo de perder la elección debido al mal trabajo que Peña Nieto ha desempeñado en casi cinco años en los que su popularidad y aceptación entre los mexicanos ha disminuido a porcentajes nunca antes vistos en un presidente del PRI.

Las mentes perversas y maquiavelicas pero a la vez inteligentes que manejan los hilos del PRI están analizando concienzudamente cambiar las reglas internas del partido para darle oportunidad tal vez a un personaje externo de que sea el candidato del PRI a la presidencia de la República pues ninguno de los dos gallos de Peña Nieto: Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade Kuribeña, quienes se desempeñan como Secretario de Gobierno y Secretario de Hacienda respectivamente garantizan el triunfo del tricolor en las próximas elecciones.

Según Mitofsky, las recientes encuestas no favorecen al Partido Revolucionario Institucional. Los resultados se dieron a conocer el pasado 11 de julio y son desalentadores para el PRI, pues el Partido Acción Nacional (PAN) logra el 18.6 por ciento de las intenciones de voto, seguido de cerca por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con el 17.7 por ciento, mientras que el Revolucionario Institucional tiene el 16.6 por ciento. Muy empatados el PAN y MORENA y eso que éste último tiene menos de cinco años que se creó como partido político y tiene a todo el sistema político prácticamente en su contra por el miedo que genera que Andrés Manuel López Obrador llegue al poder. 

En contraste con el efecto López Obrador que cada día gana más simpatizantes,  la popularidad del presidente Peña Nieto registró una nueva caída en junio pasado: sólo el 19 por ciento de los mexicanos aprueba su gestión, de acuerdo con GEA-ISA; el 36 por ciento se siente enojado y el 31 por ciento preocupado por las consecuencias de la administración del priista, manteniéndose así como el presidente peor calificado en la historia del país. El sondeo de GEA-ISA también revela que el 53 por ciento de los ciudadanos prevé que habrá fraude electoral en los comicios de 2018.

Son muchos factores los que han dañado la imagen y credibilidad del PRI como: las reformas estructurales que han perjudicado el bienestar y la economía de los mexicanos, los escándalos de corrupción, la violencia generada por la delincuencia organizada, lo cual ha provocado la muerte de miles de inocentes,  el hecho de que no se les hizo justicia a los 43 jóvenes de Ayotzinapa y cada día, en todo el país, se incrementa el número de desaparecidos los cuales desafortunadamente, en muchas ocasiones, nunca regresan a sus hogares. Aparte de estos factores también destaca el nulo crecimiento económico, el desempleo, entre otros muchos que han orillado a cientos de mexicanos a irse a otro país en busca de mejores horizontes y oportunidades de trabajo mejor pagadas y con prestaciones de ley.

Todos estos factores que tiene en contra el PRI para ganar la presidencia de la República en 2018 generan que miembros del tricolor consideren la posibilidad de poner como candidato a un individuo que no milite en ningún partido político, que sea conocido en el ámbito profesional donde se desempeña, miembro de la sociedad civil, con prestigio profesional, líder en su ramo, con honradez comprobable, que no tenga cola que le pisen y sobre todo con solvencia económica, que de preferencia haya nacido en cuna de oro. Sólo así el PRI podría tener la esperanza de mantenerse en el poder, aunque tampoco se garantiza la victoria dadas las condiciones adversas.

Hay posibilidades de que Peña Nieto se incline por su Secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribeña, pues tampoco se trata de dejarle la presidencia a una persona que pueda meterlo en aprietos por todas las irregularidades que Peña cometió en su sexenio. En cambio, si deja a alguien de su equipo de trabajo, de su misma calaña, éste puede servirle de tapadera de sus desvíos de recursos e investigaciones por su mal desempeño como presidente. Meade tiene la ventaja de que no está afiliado a ningún partido político, pero la desventaja de que está plenamente identificado con el presidente y los electores rechazarían como candidato a todo lo que huela a EPN pues la continuidad de otro sexenio marcado por la corrupción, represión, pobreza y desigualdad es algo que ningún mexicano quiere para su futuro, sería darle continuidad al modelo neoliberal, Meade ya ha trabajado de cerca con los presidentes en dos sexenios pues en el curriculum de Meade también destaca haber sido Secretario de Finanzas y de Energía durante el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa.

En junio, López Obrador, quien está muy bien informado de los planes maquiavélicos de los priistas, dijo que el Secretario de Hacienda sería el candidato presidencial del PRI para las elecciones de 2018. Sobre sus aspiraciones políticas, Meade dijo en entrevista con la periodista Adela Micha que sus aspiraciones futuras tendrán que esperar, obviamente porque tiene que esperar a que llegue el 2018 para destaparse oficialmente como candidato.