Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

thumbnail banner

 Por: Pedro Peña Molina

La elección de ayuntamientos de este 4 de junio en el Estado de Veracruz dejó una clara victoria para la alianza PAN-PRD al lograr 113 alcaldías con una votación superior al millón de personas lo que equivale al 33% de los votantes aproximadamente. La participación ciudadana fue del 58.7775% del Padrón Electoral, que si bien no es la deseable no fue tan baja como se podía esperar. Sin embargo, observamos que ningún partido logra, para sí, una mayoría absoluta en las preferencias, si  bien el PAN-PRD conquista el mayor número de municipios, 7 de cada 10 veracruzanos que acudieron a votar no lo hicieron por ellos.

Los resultados quedaron de la siguiente manera: El Partido Verde Ecologista de México ganó 4 alcaldías con un 01.9147% de la votación, se trata de municipios pequeños pero si cabe resaltar que con ésta no lograría mantener su registro en caso de que estuviera en juego. Una sorpresa importante la da Nueva Alianza quien gobernará en 18 municipios entre los que destacan Alto Lucero y Naranjos, teniendo el 06.5444% de la votación, ellos si podrían, en caso de estar en juego insisto, mantener su registro. El Partido del Trabajo, quien apenas sufría ante la pérdida de su registro, ganó en 5 municipios, entre ellos Las Choapas y con una votación del 4.7477%.muy buena para ellos. Movimiento Ciudadano, el partido del ex gobernador Dante Delgado, se queda con 8 alcaldías y una votación aceptable del 6.9376%. Entre los municipios que gobernarán se encuentra Camarón de Tejeda, Cerro Azul y Manlio Fabio Altamirano. Morena, alcanzó imponerse en 18 municipios, destacando Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán, Poza Rica y Emiliano Zapata con una votación de 17.4354% lo que representa un poco más de 500 mil votos pero muy por debajo de los obtenidos en la pasada contienda. El partido de López Obrador no creció lo que se esperaba en Veracruz donde se pensaba ganaría unas 60 alcaldías. Aunado a la derrota en el Estado de México el camino al 2018 se complica.

La alianza PRI-PVEM, quedó muy por debajo de lo que históricamente lograba, 36  presidencias municipales le corresponden entre ellas Alvarado, Soledad de Doblado y Cosoleacaque con una votación del 18.0883% lograda principalmente en las zonas rurales pues no conserva ninguna de las ciudades importantes del Estado. A eso hay que sumarle que el PRI solo ganó en 3 municipios sumando otro 2.2021% de votantes lo que sí lo posiciona como segunda fuerza política. Encuentro Social se queda con 5 municipios y un porcentaje de votación del 02.9417% sin ningún municipio que destacar. La alianza PAN – PRD es el gran ganador con 113 alcaldías y una votación de 32.8816% destacando sus triunfos contundentes en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río – Medellín. También gana en Córdoba y Tuxpan. En la Boca del Río venció con el 69.8152% de votos a favor mientras en Veracruz con el 49.5599%. Cabe destacar que el nivel de participación ciudadana en ambos municipios se quedó 10 puntos porcentuales por debajo de lo registrado en promedio en el estado. De destacar el triunfo de 3 candidatos Independientes; Isaac García Álvarez en Coahuitlan, Octavio Pérez Garay en San Andrés Tuxtla y Christian Romero Pérez en Tlacotalpan. Dato curioso, en la tierra natal del Gobernador Miguel Ángel Yunes ganó la alianza PRI- PVEM.  En Soledad de Doblado perdió el PAN.

Por: Pedro Peña Molina


Con el advenimiento de la transición política o la democracia en México - según sea el optimismo con el cual sea visto - , de la apertura comercial e ideológica y el avance tecnológico, la sociedad mexicana pasó en los últimos años de estar polarizada a la fragmentación. ¿A qué me refiero con esto?
Hasta la década de los noventas, los mexicanos compartían ciertas creencias que le otorgaban a la estructura social cierta solidez, como por ejemplo la religión y la ideología política de la resignación al gobierno de partido único como un fatal destino (pase lo que pase siempre ganará el PRI) lo que era alentado gracias a la difusión de la información por medios monopólicos. Esto permitía tener cierto control gubernamental sobre la opinión pública y las elecciones obviamente. Pero en sí la socialización de las noticias y los conocimientos en el día a día era homogéneo. Se hablaba en los centros de reunión de lo que se había dicho en el noticiero de Televisa o sus novelas según fueran los interés.
En la política iniciaba una relativa polarización con la presencia del Partido Acción Nacional, con el cual, legítimamente, se identificaron las clases medias y altas y después con el nacimiento PRD, las causas de los grupos de izquierda que hasta la fecha habían estado dispersos encontraron cierta unidad, sin embargo, los resultados electorales les otorgaban presencia más no triunfos importantes.
Hoy, tenemos a una sociedad mexicana muy diferente a la hasta aquí descrita, la apertura democrática y el avance en la tecnología provoca una gran variedad en los temas de interés y en su expresión. La mayoría coincidimos en los problemas que nos afectan y en que deben solucionarse no así en el camino para hacerlo. Sin contar en que muchos, aunque no se sienten conformes con la situación, lo expresan en las redes sociales pero no lo materializan en acciones como acudir a votar.
Así, de un país en donde el abstencionismo ronda el 60% y de éste, el ganador de una contienda electoral lo hace con alrededor del 30%, los gobiernos llegan con una muy baja legitimación debido al pobre consenso a su alrededor. En parte esta pluralidad partidista fue alentada desde el poder mismo como estrategia electoral a fin de dividir a la oposición y mantener su control, con menos legitimación pero con los mismos privilegios.
Esta situación afecta a todos partidos políticos por igual, ninguna produce una aprobación superior a 30% mínimo necesario para el triunfo electoral con las reglas que hoy tenemos. En nuestro país uno que logre el 50% de la votación no lo hay, por ejemplo el Presidente al igual que el Gobernador ganaron con aproximadamente el 30% lo cual dificulta sus actuaciones. No hay verdades absolutas o al menos que encuentren una aprobación más o menos generalizada.
Esto se verá reflejado en las próximas elecciones, nuestro sistema electoral pluripartidista alienta la fragmentación social, lo cual no es malo, pero requiere de los líderes políticos mayores consensos y de la sociedad misma una mayor tolerancia. Con esa realidad es con la que tenemos que aprender a vivir.

Por: Wilber Mota Montoya


Era cosa de tiempo, el enfrentamiento estaba mas que declarado y sólo faltaba ese preciso momento en el cual los grupos conflictuados se enfrentarían alrededor de una toma de nota legítima.  El origen del desencuentro que terminó en balazos es una disputa por la secretaría general y el Comité Ejecutivo del Sindicato Nacional de Trabajadores de Tamsa, conflicto que detona un anquilosado líder, de esos hechos a la usanza de la vieja CTM, quien se sostiene  en el poder aprovechando su carácter de "líder" que presume de sus amarres,  amenazando a directivos de Tamsa con llevárselos consigo si caía  o presumiendo al senador Héctor Yunes en plena asamblea sindical.

El día de hoy se dio un enfrentamiento anunciado, presumido por el obrero antes campesino hoy con fama de millonario y excéntrico, Pascual Lagunes, quien gritó a los cuatro vientos que no reconoce la toma de nota, el único secretario es él y si su oponente ponía banderas de huelga él personalmente con sus seguidores las iba a arrancar, las amenazas fueron cumplidas y hoy de manera por demás inverosímil hay dos muertos: Margarito Alfaro y Pedro Cruz Maldonado y más de 20 heridos por armas de fuego. ¿Qué sigue?

Debe hacerse la consignación del instigador, de acuerdo a la Secretaría del Trabajo, Pascual Lagunes ya no es formalmente dirigente sindical porque se ha reconocido a otro en su lugar, sin embargo este sujeto es capaz de parar el tercer turno y echar a los obreros en contra de sus hermanos obreros, para ello contó con el apoyo de alguien de la empresa Tamsa porque los transportes que utilizaron fueron los oficiales al servicio de la empresa, no del Sindicato. Hoy más que nunca la justicia debe ser pronta y expedita, no hay manera de justificar la acreción comandada por quien jurídicamente carece de representación sindical, por ello se debe juzgar a los funcionarios que apoyaron este brutal suceso. No se trata de que vayan a una nueva asamblea los disidentes, esto no se puede resolver de esa manera porque ellos ya probaron que tienen la razón y por ello la toma de nota, lo que sigue es activar la acción de la justicia y si ésta se aplica el destino de Pascual Lagunes Ochoa será la cárcel. De ahí salió para ser líder y cosas de la vida, ese parece ser su destino final.

Por: Pedro Peña Molina

Un asunto interesante y poco visto que podemos extraer sobre la tan comentada detención del ex gobernador, Javier Duarte, es lo profunda división de opiniones que existen en nuestra sociedad. Cuando menos en política, las verdades absolutas se acabaron y nadie puede ostentarse como su propietario. Hasta los que creen verse universalmente favorecidos por el hecho están encontrando detractores. Se identifican claramente tres grupos con ideas totalmente divergentes, incluso en aspectos que esencialmente nadie cuestionaría, como aprehender a un sujeto que desfalcó al Estado de Veracruz.

En efecto, no hay quien se atreva a decir que se trata de un suceso injusto o innecesario, por el contrario, era una exigencia generalizada. Sin embargo, en los matices están las diferencias. Me refiero en específico a algo que parecería una trivialidad, pero que nos muestra un panorama de cómo se encuentra segmentada la opinión pública. En concreto, existe un grupo importante, numeroso que otorga el reconocimiento de la detención al Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares, quien también en una rueda de presa que ofreció, básicamente dijo que si, que la detención se le debía a él y sólo a él. En efecto, se le debe reconocer que durante años, tuvo el valor de denunciar públicamente los malos manejos en las administraciones fidelista y duartista. Sin duda, ese es su mérito. Lejos de la realidad, afirmaciones como las de un personaje que se atrevió a publicar en redes sociales, cito, “Este es el rostro detrás de la pluma que redactó punto por punto las denuncias que llevaron a la cárcel a Javier Duarte.” en alusión al Fiscal del Estado, hecho que no corresponde con la verdad. Se trató de un procedimiento preparado desde la Procuraduría General de la República a razón de las denuncias de la Auditoria Superior de la Federación y la Secretaria de Hacienda por los delitos de “operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada”, ambos de índole federal. Y éste, es el argumento del otro grupo, los priistas. Estos, tienen aún muchos seguidores que les respaldan y reclaman para sí la gloria. Igualmente, excediendo el halago y ocultando la memoria, buscan encontrar la reivindicación social en el hecho. Lo malo es que al Presidente y su partido, ya nada les ayuda.

Y existe un tercer grupo, anti sistema éste, que ve todo con desconfianza y no cree en lo que dicen los dos anteriores. Ahí encontramos a un gran número de militantes de Morena e incluso personas de la sociedad civil que no tienen preferencia por ningún partido. Las tres fracciones muestran posiciones inamovibles.  Como vemos, se trata de una sociedad dividida en tercios, que no encuentran un punto en que confluyan las ideas, separadas por pertenencia a un grupo y sus ideales. Esta es la sociedad, en cierto punto, más democrática, que se tiene que gobernar ahora, lo que hace más compleja la labor y ocasionará, por lo mismo, cambios constantes en los mapas electorales. Esta división social nos ayuda en entender a la democracia moderna, la de incertidumbre, donde los partidos políticos no saben si van a ganar o perder. El primer domingo del próximo mes de junio veremos cómo esto se plasma en las elecciones municipales.

Por: Pedro Peña Molina

EL ESTADO DE VERACRUZ?
PAN-PRD PRIMERO, PRI SEGUNDO Y MORENA TERCERO.

Por: Pedro Peña Molina


El próximo 4 de julio del presente año se realizarán elecciones locales para renovar las 212 Presidencias Municipales en el Estado de Veracruz donde seguramente la alianza PAN-PRD mantendrá las preferencias ciudadanas del 2016 desplazando al PRI de ser el partido político que más municipios gobierna, que será relegado a la segunda posición, seguido muy de cerca por MORENA.
El PRI pagará el precio de años de malos manejos y corrupción, principalmente durante el gobierno de Javier Duarte, lo que lo llevará a perder mucha presencia municipal. Su imagen está dañada y no cuenta más con la estructura del Gobierno del Estado para operar la elección. Tendrá que saber actuar como oposición y con un pésimo prestigio. Todo señalamiento de su parte es muy sencillo de refutar. A pesar de todo ello no creo que suceda lo que paso en la elección del Congreso Local.
¿A qué me refiero? Las diputaciones locales fueron ganadas en su mayoría por candidatos de la alianza PAN-PRD, en segundo lugar el Movimiento de Regeneración Popular (MORENA) y hasta el tercer lugar el PRI. Esta situación es muy difícil que se repita. ¿Por qué?
Las votaciones para elegir Presidentes Municipales despiertan un interés mayor, se mueven estructuras locales más compactas, el peso de los candidatos es importante en función de su reconocimiento por parte de la comunidad, éstos cuentan generalmente con un capital económico que están dispuestos a utilizar con tal de lograr su aspiración y alrededor del mismo candidato se mueven empresarios locales que desean invertir con tal de lograr un beneficio futuro. Además, habría que considerar la presencia del crimen organizado que no es asunto menor ni descartable.
Muchos de los municipios Veracruzanos son rurales donde las circunstancias son a favor de los partidos tradiciones, ahí es común ver que los candidatos a alcaldes tanto del PRI como del PAN pertenecen a las cópulas empresariales locales, personas exitosas comercialmente en sus comunidades, pertenecen a familias de abolengo, gozan de cierto reconocimiento y cuentan con capital propio o familiar que están dispuestos a gastar con tal de conseguir una posición de reconocimiento. No necesariamente todo los candidatos poseen todas estas características pero si la mayoría. 
En la otra parte tenemos, comunidades con carencias sociales tremendas, poco interesadas en proyectos de gobierno e ideologías políticas, temerosos de lo nuevo (“más vale malo conocido que bueno por conocer”) y por tanto susceptibles de manejo clientelar.
Estas situaciones determinan las elecciones de los ayuntamientos, así será este año en el Estado de Veracruz. De ahí que mi pronóstico sobre las preferencias electorales presentará diferencias con respecto al actual. Como dije, hoy las posiciones están PAN-PRD con mayor presencia seguido por MORENA y en la última posición el PRI. Después del primer domingo de junio próximo, veremos a la alianza “Contigo el cambio sigue” conformada por el PAN-PRD conservar su posición, seguidos del PRI y muy cerca, MORENA en la tercera posición.