Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

bannerObservador

Leopoldo Tlaxalo

 IMG 1296

El actor y director de escena Carlos Arturo Corona, quien en una época de su vida trabajó en la Ciudad de México y después llegó a Veracruz para hacer mancuerna con Loló Navarro, lamentó que actores de la tercera edad como Patricia Reyes Spíndola, Silvia Mariscal, Irina Areu, Otto Sirgo, entre otros se hayan quedado sin exclusividad, pues para ellos no será fácil empezar desde abajo como cuando tenían 20 años. Reconoció que algunos tienen su vida resuelta como es el caso de Reyes Spíndola, quien tiene cinco escuelas de actuación y por lo menos ella no morirá de hambre, pero los demás si se las verán negras para hacerle frente a los pagos mensuales que los simples mortales tienen que hacer relacionado con los impuestos y pagos de servicios básicos. Algunos tendrán que recortar sus gastos.

 

"Es una lástima porque muchos actores han dedicado su vida entera a una exclusiva, lo cual es válido desde el punto de vista del sueldo de los actores y de la continuidad del trabajo actoral que no tiene una forma segura. Cuando una empresa como Televisa te da una exclusivdad, un apoyo para que tu puedas desarrollar tu trabajo es loable mientras estés trabajando y te estén pagando. Si tu trabajo es de calidad como es el caso de muchos becados de Televisa, de repente te cortan el trabajo y te dejan chiflando en la loma. Muchos actores con ese sueldo mensual lograron hacer un pequeño capital y pusieron una escuela o algún negocio que les permitiera subsanar la carencia de sueldo, pero eso lo hace Margarita Gralia que tiene un restaurante pero hay actores que se dedican sólo a su trabajo de actores, no quieren meterse a administrar un negocio. Es importante que se valore, porque hay gente que dejaba una televisora para irse a otra porque les mejoraban las condiciones exclusivas pero qué va a pasar con muchos de los actores que no tienen negocios ni hicieron recintos de venta de ropa o comida... van a volver a batallar como cuando tenían 20 años de andar pidiendo trabajo en todas las casas de producción".

"Después de tantos años se genera un estatus, una calidad actoral, donde ya los productores te buscan por tu nombre, por tu calidad de trabajo, por tu imagen, porque vendes, pero por ejemplo, hay actores que eran galanes pero por el puro hecho de ser galanes y buenos actores hacen taquilla o levantan raiting, pero si han trabajado durante 10 años y nada más los llamaban para tres telenovelas y ya no como estelar porque ya se convirtieron en actores de soporte, de repente ya pasaron10 años y tú nada más trabajaste en tres telenovelas aunque tenías tu sueldo que te permitía vivir bien o al menos no pasar necesidades. Te cortan de repente tu dieta económica y dices tengo que pagar renta, luz, agua y viene la vida de preocupaciones para el artista. Eso es parte de la carrera porque cuando inicias la carrera de actor no sueñas con salir de la escuela de teatro y que te den una plaza de maestro, tú sueñas con estar en un escenario, con estar desarrollando tu trabajo actoral, con ver tu nombre en las marquesinas, muchas veces no es con el afán de fama, es con el afán de crearte un prestigio con tu trabajo, el prestigio se gana con las tablas y no se puede comprar con dinero. En este medio aunque tú compres un papel si no puedes con ese papel vas pa' afuera. La verdadera semilla de esta carrera es el talento, podrás tener influencias o mucho poder de amistades pero si no desarrollas tú talento ante la cámara no sirves, el jucio es severo, el tiempo en televisión es dinero, y si tú vas a televisión aunque estés muy guapo o muy bella vas a hacer perder el tiempo al equipo de producción, vas pa' afuera", dijo el maestro Corona.

¿Le parece injusto que estos actores de la tercera edad se queden sin su apoyo mensual después de haber entregado toda su vida a una empresa?

"Sí, el otro día platicando con uno de mis actores de aquí del taller comentabamos que no era jsto que actores que ya tenían su vida formateada, que no tenían necesidades de ningún tipo les dieran becas multimillonarias, que ya no necesitaban las becas, ya nada más era el prestigio del nombre a través de la historia. En cambio en la casa del actor hay otros que tiene mucha trayectoria pero que siempre fueron actores de soporte y esos no tienen dinero, si hacen falta becas para los artistas pero hay que dárselas a la gente que las necesita, a la gente que tiene taleno y necesita ese dinero para poder trabajar".

¿Le da tristeza la situación de sus compañeros?

"Se quedan mis compañeros chiflando en la loma y hay actores como Diana Bracho que no les va a pasar nada, porque tiene un soporte de películas, una serie de cosas que ya generó durante su vida profesional. María Prado debe de tener una dieta mensual en la ANDI de renovaciones, porque ya genera regalías, cada película que se pasa por televisión o cada participación tuya genera regalías. Hay actores que han trabajado toda su vida como María Prado en papeles de soporte que de alguna manera no se van a morir de hambre porque siempre habrá productores que la sigan contratando aunque ya no se llame Televisa, porque no sólo de pan vive el hombre. En cierta forma el que se acaben las dietas viene a liberar a los actores del yugo de la exclusividad y del 'te voy a pagar pero no haces nada, no puedes estar en cartelera porque yo te necesito así que cállate y quédate ahí en tu casa'. Es duro lo que te estoy diciendo pero el dinero lo compra todo, muchos actores dicen 'no me quitan mi dieta pero no puedo trabajar en nada', y la edad se pasa y el tipo de actor va creciendo, va pasando el tiempo y de ser galán pasas a papá joven, después a papá maduro, después abuelo joven, abuelo maduro, abuelo abuelo, después una patada en la cola y nadie te quiere. Así de drástica es esta carrera".

Hace unos días murió el actor Héctor Lechuga,¿usted compartió el escenario con él?

"Fue un gran cómico, nosotros tuvimos el privilegio de trabajar con él en el 2007, él llegó a Veracruz y lo canalizaron al IVEC, él quería trabajar en una pastorela de diablo, le dijimos aquí estamos, confiaron en nosotros, estuvo en "La caja misteriosa" y lo aceptamos. Marco Antonio Flota escribía los guiones para hacer una cosa política, y nos ponían apuntador a él y a mí, trabajaba también el doctor Luis Antonio Rosado Flores, hacíamos la escena política dentro de "La caja misteriosa" , nos fue excelente, nos fuimos a Xalapa y ahí en Los Lagos la cola daba la vuelta para ver "La caja misteriosa". Después fuimos a Banderilla, estuvimos trabajando muy bien con el maestro Lechuga, alternar yo con él en una escena de 15 a 20 minutos fue algo divertido, algo que a mí me entusiasmó mucho. El taller tiene la capacidad para trabajar con actores profesionales como lo hemos hecho muchos años. Ahorita está la película de "Llámame Tony", el cortometraje premiado que también está ahorita en la red y que de alguna manera se hizo con actores veracruzanos".

¿No hay becas para actores talentosos en Veracruz?

"Aquí en Veracruz no hay becas para los actores como en Televisa, hay becas como en CONACULTA, de algunos estados como el de Guanajuato, pero son muy engorrosas, te piden hasta el peine de la bruja Escaldrufa para poderte aceptar tus papeles, todo te lo piden de tal manera que me recuerda la película de la India María, te piden todas las cosas más increíbles, te ponen tantos elementos como indispensables, hay que agilizar lo de las becas, ponerlas más accesibles,  y si vas a dar un apoyo dalo de verdad, no cuestiones la veracidad del dato nada más porque no trae acta de nacimiento o porque no pudo comprobar que la obra se presentó en tal parte, yo pienso que si hay que dar becas pero a esas trayectorias que empiezan, a los que van a medio camino, a esa gente valiosa, por resultados no tanto por papeles y papeles.... El mundo del arte es un mundo difícil, cuando se habla de cultura se habla de pobreza, de hambre, cuando tus padres te dicen que vas a hacer grande y les dices quiero ser actor, lo primero que te dicen es que te vas a morir de hambre".

¿Se muere uno de hambre siendo actor?

No, el actor o el artista de vocación y talento, tarde o temprano llega el resultado, todo esfuerzo y cada piedra que picas, cada labor que haces, va generando y llega el momento en que la vida misma te hace justicia por tu trabajo,  yo viví con el escultor Sebastián cuando éramos chavos en Bellas Artes y yo veía como sufría pero su vida de trabajo le dio buenos resultados, y ahora es uno de los escultores a nivel mundial más reconocidos, pero también sufrió, eso no quiere decir que tengamos que hacer programas como los de Televisa de que yo tengo que sufrir para vender mi imagen por televisión porque eso es puro chantaje que se le hace al público para vender rating. Hablando de la verdad la carrera es difícil y es de sufrimiento. El maestro Carlos Ancira decía que esta carrera es de resistencia pero el que tiene vocación y talento no la cambia por nada del mundo porque hay una palabra que nadie se atreve a cambiar; el que disfruta del placer de la creación jamás deja esta carrera.  Hay actores que no son tan buenos pero que tienen un nombre y mientras vendan, recuerda que la televisión es negocio, en la televisión cuenta el talento pero si tú imagen vende eso es lo que importa", finalizó Carlos Arturo Corona.