Homenaje al Carnaval de Veracruz 2009

 

PUBLICIDAD OBSERVADOR CENTRAL

casas provisa

Jesús Reyes

IMG 0923

Saraí Hernández es una joven veracruzana que vive un infierno porque su madre tiene insuficiencia renal y el Instituto Mexicano del Seguro Social hizo la subrogación para que estos pacientes fueran atendidos en el hospital Covadonga, pero se quejaron de que el servicio que ofrecen no es bueno y temen por la vida de los pacientes al no practicarles adecuadamente la hemodiálisis. 


Saraí Hernández dijo que anteriormente a su mamá la atendieron en Gifyt y afortunadamente su salud registró una mejoría, pero la semana pasada les informaron  que a su madre la trasladarían a otro hospital donde le harían la hemodiálisis. “Hoy llegamos antes de las 6:00 de la mañana y no tenían ni recepcionista, la persona de enfermería no nos atendió. Son personas de alto riesgo. La sesión es como de 30 pacientes, mi mamá necesita tres sesiones a la semana. Nos citan media hora antes, 5:30 de la mañana y aparte los pacientes a los que les hicieron las hemodiálisis tuvieron complicaciones”, comentó la entrevistada.
Los pacientes solicitan que los regresen a Gifyt pues ahí les dan una mejor atención.
Otro señor que tiene a su esposa enferma y que necesita hemodiálisis es Rafael Guevara, quien dijo que el personal que labora en este hospital no está capacitado para atender a los pacientes.


Copyright © 2019 Observador Veracruzano. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.