Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS

CEL. 22 91 52 67 16

TENEMOS EL PAQUETE PUBLICITARIO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

Llámanos

ANUNCIÁTE CON NOSOTROS E INCREMENTA TUS VENTAS.

INFORMES: CEL. 22 91 52 67 16

HAZ CRECER TU NEGOCIO ANUNCIÁNDOTE CON NOSOTROS, TENEMOS EL PAQUETE PERFECTO PARA PROMOCIONAR TU EMPRESA

 

thumbnail banner

Leopoldo Tlaxalo

DGd XmPU0AAPnXQ

Uno de los reporteros detenidos la madrugada de este sábado y que afortunadamente fue liberado, junto con los otros seis colegas, porque no estaban haciendo nada malo, dio su versión de los hechos. "Estábamos nosotros en la audiencia de Xóchitl, debimos haber salido como diez y media u once de la noche, no habíamos cenado todos los que estábamos ahí, nos fuimos hacia el boulevard a cenar, nos quedamos de ver en el OXXO que está donde era el Club de Yates. De ahí fuimos a comprar unas cervezas y nos íbamos a la taquería que está ahí en la esquina. Cuando llegamos la taquería estaba llena, no había espacio ni lugar para nosotros, queríamos tomar las cervezas y cenar. Se nos hizo fácil cruzarnos la calle y ponernos donde está la estatua del migrante. Ahí estuvimos, estábamos cenando, en eso los chicos de las motos también se ponen ahí por esa zona, de buenas a primeras apareció un operativo para detenerlos, de una manera muy burda y mala su operativo con sólo dos patrullas. No pudieron ni siquiera cerrarles la calle, los chamacos se subieron rápido a sus motos y empezaron a huir", relató el reportero.

 

"De la frustración de no haber detenido a varios chavos que se les escaparon, después se fueron hacia donde estábamos nosotros y otras personas más, unos estaban en las escolleras, otros estaban platicando....había una chica con su novio, venían con sus maletas porque venían del ADO y pasaron al boulevard..... A nosotros de una manera muy arbitraria nos subieron a la patrulla, nos identificamos, les dijimos que eramos prensa y que lo único que podían hacer era avisarnos que no se podía tomar y nos retirábamos y dijeron: 'no, no, van para arriba'. Para evitar algún probema decidimos caminar con ellos. El naval dijo: 'no los toquen, ellos van por su propia voluntad' y nos subimos. Una vez que llegamos a Playa Linda ya todos sabían que llegaríamos ahí, el encargado de la Policía Estatal dijo que nosotros no teníamos porque estar ahí y nos dijo que no nos preocupáramos, que ya nos iban a sacar....De ahí nos hicieron todo el acto protocolario que hacen las personas que llevan a Playa Linda, me parece que si ya sabían todo esto nos la hicieron bastante cansada, casi estuvmos ahí tres horas y media. Gracias a Dios salimos libres", finalizó el reportero, de quien guardamos su identidad por motivos de seguridad.